El chico de las estrellas

El chico de las estrellas de Chris Pueyo

El día de hoy les quise traer un libro que dejó marcada una linda huella dentro de mí. Hacía mucho tiempo que esto no me pasaba con un libro, casi desde que leí la historia de El principito. El chico de las estrellas literalmente me arrancó muchas sonrisas, como también un poco de tristeza.  

El chico de las estrellas

Amé la manera de Chris Pueyo de contar su historia mediante El chico de las estrellas. Cada página está llena de aprendizajes, tristeza, crecimiento personal y también risas. Estaba tan metida en lo que leía que podía sentir cada una de las emociones del personaje. Ese hermoso protagonista que va creciendo a los golpes, hasta que llega a aceptar quien es.  

El chico de las estrellas solo quiere ser libre. Pero, a su vez, tiene tanto miedo que en su pueblo natal no puede serlo. Así aprende muchísimas cosas en el camino. Como cuanto puede doler el amor, la importancia de los buenos amigos, que jamás debemos dejar de soñar y otro montón de cosas más.

Su vida jamás fue fácil desde los inicios de su infancia. Una madre descuidada, mudanzas cada dos años y cuartos llenos de estrellas fue lo que le tocó. Años después, el colegio no fue mejor y el bullying lo acompañó en todo el proceso. Pero no todo fue malo, allí conoció a la primera de esas amigas que puedes contar con los dedos de una mano. La arquitecta de sonrisas

El pequeño niño que nunca dejó de ser, comenzó a ser famoso en las redes sociales y así fue como creó su blog “El desván del duende”, donde publicaba sus escritos. El chico de las estrellas soñaba con ser periodista, pero al final de su crecimiento personal (dentro del libro, obvio. Porque nunca dejamos de crecer) descubre que quiere escribir, pero ya no ser periodista. 

Hay muchos personajes importantes en la vida del chico de las estrellas, pero como no quiero hacer muchos spoilers solo voy a contarles sobre uno. La importante e irreemplazable Dama de Hierro. El apoyo incondicional del chico de las estrellas y su querida abuela. Esta mujer lo cuidó, educó y amó cuando su madre no lo hizo. Una persona que siempre supo cómo ayudarlo y apoyarlo en cada uno de sus pasos.  

El chico de las estrellas tiene tres antídotos de supervivencia que pone en práctica cada vez que lo necesita para hacer su vida más fácil y una mejor. Cada uno de ellos es precioso y si leyeron la historia, van a querer usarlos en su vida diaria.  

El chico de las estrellas

Las enseñanzas en este libro están plagadas en cada una de sus páginas y realmente los invito a conocer a “El chico de las estrellas” que en muy poco tiempo se volvió uno de mis personajes favoritos.  

1 Comentario

  1. […] de haber leído El chico de las estrellas, Chris Pueyo te regala una amplia gama de poemas ideales para explorar y sentir varias de sus […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.