La razón de estar contigo

La razón de estar contigo

Las películas de animales generan un sentimiento de amor y ternura en mí cuerpo que casi no puedo controlarlo. Desde que vi el resumen de La razón de estar contigo supe que iba a llorar como una loca.  

A través de sus reencarnaciones, un perro intenta encontrar el sentido de la vida. Todo el tiempo se pregunta para que sirve y porque está allí. Es realmente como un niño pequeño aprendiendo de a poco cada uno de los aspectos de la vida. En su camino, se ha encontrado, tanto con personas buenas como malas. Aunque jamás pierde la inocencia que caracteriza a las mascotas y siempre hace todo lo posible por ayudar a su dueño, ha pasado por momentos muy duros  

Bailey, el cachorro protagonista de esta historia, pasa por varias razas durante sus reencarnaciones. Desde pequeñas hasta algunas más grandes. Su nombre siempre varía según el dueño que le toca en esa vida, pero “Bailey” es con el que se queda. Fue nombrado así en su segunda vida, cuando un niño llamado Ethan lo adoptó, siendo sólo un cachorro.  Fue creciendo con su dueño, creando un vínculo tan fuerte que llegó a ser indestructible. Ambos eran tan unidos que hacían todo juntos. Por ejemplo, cuando Ethan salía con sus amigos, Bailey lo acompañaba. Pero unos años después, llega la hora de volver a reencarnar y estos dos amigos inseparables, tienen que tomar caminos separados. 

Al principio, creí que se trataría de una historia sólo de ellos y el vínculo que comparte. Pero ese fue solo el inicio. 

No puedo explicarles las sensaciones que me generó esta película. Los animales forman una parte importante de mi vida. Tengo una perra con un millón de años, un cachorro enorme que se cree pequeño y uno pequeño que se cree enorme y doy gracias por eso. Esa es la razón por la cual las vidas de Bailey me tocaron tanto el corazón.  

La razón de estar contigo

Es realmente hermoso ver el crecimiento y la lealtad de este cachorro, cuando llega a su última vida y logra reencontrarse con Ethan. Ese dueño que tanto había extrañado cuando tuvo que reencarnar. Pero ahora, Ethan ya no era un joven de veintitantos años, sino que era un adulto viviendo en soledad.  

Gracias a la ayuda de Bailey, Ethan logra encaminarse y volver a ser tan feliz como lo era antes de ir a la universidad. El perro termina por decidir que esa su razón de vivir. Pero algo faltaba. Bailey quería que su dueño lo reconociera. Quería que recordara quien era ahora en otro cuerpo. Y cuando todo está por terminar, lo logra. Ethan reconoce a su perro de la infancia, dando fin a esa bonita historia. 

A pesar de ser la historia de un animal, te hace reflexionar sobre cosas de nuestra vida cotidiana. Bailey tiene la firme creencia de que venimos a esta vida para ayudar a alguien. Y tiene razón, a lo largo de nuestra vida ayudamos a muchas personas. Está en nosotros, si tenemos la posibilidad, poder ayudar a otra persona cuando lo necesita. 

La razón de estar contigo es una historia super recomendable para los amantes de los animales, en especial de los perros. Te hace llorar, reír y pensar en muchas cosas que a veces pasamos por alto. 

La razón de estar contigo

Espero que esta reseña les haya gustado, tanto como a mi escribirla. Si ya la vieron, pueden dejarme su opinión en los comentarios. Me gustaría saber que piensan sobre esta bonita película. Pero por el momento me despido ¡Nos vemos mañana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.